El hilo que nos une…

El hilo que nos une...

Dámaso era un intrépido, loco y algo creído bailarín, con casi cuarenta años la vida para él siempre parecía estar a punto de empezar o terriblemente por acabar. Lara, rabiosamente pelirroja, desafiaba al universo con sus 11 años, el cual parecía negarle el camino de su procedencia. Milo de apenas 8 años, era dulce, su sonrisa un cascabel contagioso pero con silencios tan profundos que parecía convertirse en aire…

El destino les hizo confluir en uno de esos cruces que pueden simplemente ser uno más o cosernos el corazón para siempre con ese invisible hilo que todo lo une, por muy poco que los trozos parezcan casar…

(…de personajes que viven en servilletas…)

Anuncios

10 comentarios en “El hilo que nos une…”

  1. Lara es el nombre que responde al torbellino humano que, los tres últimos veranos, ha movido todas las dunas de Cádiz, ha espantado a todos los atunes de Zahara y ha trastocado a todos los hippyes y pihippyes de Caños, haciéndoles dudar de su planteamiento vital..consiguiendo a cambio numerosas pulseras de cuero en muñecas y tobillos, una cabellera cosida con hilos de colores, y varios pasmarotes para los que ya el día no tiene aliciente si no aparece Lara a descolocarlo todo…

    Lara es la nueva consejera “espiritual” despiadada de aquéllos a los que el espíritu les sobra, les duele…las dudas existenciales, las vidas tiradas por la ausencia de un amor, todo lo que ya no tiene solución, es resuelto en cinco minutos por Lara: sus drásticas, prácticas y evidentes respuestas no dejan lugar a dudas y aunque doloroso, no se suele encontrar motivo para seguir llorando por lo mismo…

    Sólo hay una personita ante la que Lara se rinde, con fervor, con una ternura infinita, con la que puede permanecer sentada a su lado sin ser consciente del tiempo que pasa…Milo.

    Fuera de texto: Me duermo…o borro..o perdonas lo que escribo porque no me entero…quiero hacer una historia..si me ayudas…?? mañana continúo con MIlo y Dámaso y les pongo a interaccionar, perdoooooonnnn…me puedes sugerir todo lo que quieras y , si tener esto así de a medias te incomoda, me puedes borrar del todo…
    Y ahora me voy a la camita niñazul…besos…

  2. Milo es hijo de un atunero, tez morena y grandes ojos verdes turquesa custodiados por un poblado ejército de negras pestañas…él cuenta, con su amplia sonrisa mellada, que su padre los encargó a un calamar gigante, “de esos que nadie ve, ¿sabes? aunque en Internet hemos visto algunas fotos…pero mi padre se trata con uno porque todas las semanas sale a altamar y aprovecha y le echa sardinas y peces grandes que coge en la lonja porque no se pueden vender…el día que iba a nacer yo estaba la mar revuelta, mi padre cayó al agua y entre que le rescataban y no, la mar quiso jugar con él y le sumergió, abrió los ojos y vió el agua como si él formara parte de ella…su intenso color verde turquesa y, cuando ya pensaba que se quedaba para siempre la mar con él, el calamar gigante apareció y enredó sus patas en el cuerpo de mi padre subiéndole a la superficie…quiso mi padre recordar siempre ese suceso y su color, formando parte del mismo y pidió fuerte fuerte que el hijo que iba a nacer tuviera ese color de ojos…y ése soy yo!! y mi padre cuando me cuenta historias del mar cuando no era atunero, se va quedando quieto, mirándome a los ojos, como si se sumergiera de nuevo en el agua…y yo callo para que él vuelva cuando quiera…” ý después de contar esto se ríe de felicidad y se pone a saltar…”te lo has creído, te lo has creído!!!” y al final deja con la duda al que ha estado escuchando, deseando que la historia sea cierta…

    Y eso pasa entre Milo y Lara…Milo vive la energía de Lara y Lara encuentra la paz en los ojos y sonrisa de Milo…juegan, se bañan, hablan…, cuando Lara es dura y cortante con alguien Milo la mira, sin decir palabra y Lara en una fracción de segundo valora, rectifica o continúa, según resulte esa valoración.

    Y ya están ellos dos con y frente al mundo..cuando un día de los que cierran el mes de agosto, apareció él, Dámaso, pierna escayolada, suspirando dramáticamente ante y para las personas que plácidamente tomaban un mojito o una cerveza o un zumo en el chiringuito “la luna”…

    oOOOTRA VEZ FUERA DE TEXTO: No sé qué pongo con esta ventanita…así que corrige…me voy un rato en busca del calamar, niña…aunque deseo no encontrar el verde turquesa, la verdad, jajaja!!!

    Ayer tu madre toda valiente me acompañó en un trozo del viaje de vuelta a la playa con un kayak que alquilamos…de dos plazas, claro…la mar estaba verdaderamente picada..a veces más de la mitad del kayak se quedaba suspendida entre una ola y otra…pero no dijo ni mú…ya le puedes felicitar…sobretodo que se fiara de mí…jajaja!!!

  3. :o))))))))) me encanta!!! no puedo dejar de sonreir… haremos este cuento!… 😉
    y respecto al paseo en el kayak, descaradamente ya sabemos a quién has salido jajajaja… vaya dos! retando a la profundidad del mar verde con esas olas peligrosamente juguetonas 🙂 ya me contó que fue genial, esa adrenalina le durará un tanto, seguro que sus sueños viajaron en olas esa noche jajaja

    miles de besos y sigamos el cuento…tenemos que buscarle un rumbo, yuhuuuuuu!!

  4. (antes de nada, anso, me corriges el “lo” de “lo sumergió”, en el piso de arriba… merci beaucoup!)

    Dámaso pese a la escayola, no se mueve: fluye, como infinitas imágenes que se persiguen unas tras otras y esto ejerce un poder de imán, resultando imposible dejar de observarle…y él lo sabe, tomando una pose algo altiva, pero también le vuelve vulnerable a los demás, pues cuando no se siente observado por al menos el 80% de los presentes deduce que es porque algo no va bien…

    Sus ojos oscuros e imprenetrables enmarcados en un rostro anguloso de suave y bronceada piel no paran quietos, mirando si es mirado continuamente..así que identificado con el ritmo de “honey and the moon”, de Joseph Arthur, triste por los últimos incidentes (culpables de esa escayola recién estrenada) y un tanto peliculero, busca una mesa vacía…

    En un colchón de color morado atardecer, junto a dos batidos de frutas, le mira sonriente Milo, y con ojos escudriñadores y entornados Lara. Hasta el momento estaban hablando de Pau, un monitor de kite surfing recién llegado de Chile que tiene a Lara en un estado alterado y no muy agradable porque no acaba de gobernarse…es como si alguien desde fuera tomase posesión de su voluntad…Milo la escucha, cierra los ojos, estira la cabeza hacia Lara y junta los labios a modo de ventosa…Lara se tira sobre él enfurruñada primero y divertida después….Milo sale corriendo “eso es lo que siente mi padre por el calamar gigante Lara!! Jajaja!!!” Lara se quita la chancla y la dispara hacia Milo, que la esquiva y se va a estrellar contra la escayola de Dámaso…así se establece el primer contacto de este trío tan extraño y espectacular…

    Seguiré que me voy a aporrear un ratito tu canción niñazul…

  5. (corregido! 🙂 )

    qué ganas de saber, qué pintan en esa playa los tres… Mola que les una “esa chancla disparada a otro”… así pasa a menudo, la vida nos atiza con cosas que no eran exactamente para nosotros…o quizá si? … el caso es que nos enreda con otros enredos 😉 Sé que yo soy la atrasada (en modo alguno literal 😛 ) pero por fa! sigue contándome …voy viendo los dibus!… tengo ganas de hacer ese calamar gigante!!

    te quiero niñaespiral, qué bueno que nos cuentes cuentos!! 🙂

  6. Dámaso mira la zapatilla de reojo…mmmm…
    -Hola, qué tal estás? Te he hecho daño? No creo, sabes? Es una hawaiaana, de goma y tengo 11 años, así que todo esto junto hace casi imposible que te haya dolido..eso sí, te he podido molestar pero como te pido excusas no tienes motivo para tener la cara tan seria que llevas…o la tienes por llevar esa escayola tan blanquita? Vaaaya vaaaya…parece que sí…qué te pasó?

    -Llevas razón -acorta Dámaso-…no me has hecho daño, así que si no te importa, me gustaría disfrutar de este momento de soledad “a solas…”

    -Oh oh! –exclama Lara bajo la mirada intensa de Milo- al figurín le molestamos Milo, así que vámonos y dejémosle que siga sufriendo en silencio su escayola…

    -Oye nena!! –enfurruñado Dámaso- no te estás pasando un poquito? Ya percibo tu gran intuición y te prometo que si se me olvida el motivo de la escayola recurriré a ti…adiós.

    Lara sonríe y da media vuelta hacia su colchón morado. Milo mira atónito y esperando su turno…- yo soy Milo- acota, mientras le tiende la mano…Dámaso va a soltar otro improperio, pero la sonrisa tranquila y silenciosa de Milo le desarma.

    -Hola Milo, soy Dámaso…bonita “agua marina” llevas en el cuello, un poco pequeña pero…

    -Me la regaló mi padre, fue marinero y mi madre se la regaló como amuleto para que volviera siempre…ahora es atunero, sale pocas veces con su barco y siempre me lleva, por eso me la ha dado…¿cómo sabes que es un aguamarina?

    -Recuerdos…Cuando era pequeño hice una colección de ésas que vendían en los kioskos cada semana y….bueno, aún me acuerdo!!!…de hecho, mira- y le enseña una pulsera con una piedra jaspeada en negro y blanco-

    -Eh! – exclama Milo- es una obsidiana nevada!!! A qué sí? Su poder se encuentra en su magnetismo para sacar a la luz lo que está oculto, o eso pone en su ficha…mmmm…tú lo entiendes?? También pone que si estamos alterados, muestra las claves de nuestro conflicto interior y será más fácil determinar lo que nos pasa …cosas raras estas piedras!!!…

    De repente Lara se acerca corriendo…-“Milo, Milo, anda, vente a tomar el batido, por fa, Pau viene hacia acá y seguro meto la pata”.

  7. 🙂 jajajaja ME ENCANTA!

    Lara parece que va a ser capaz de imponer a cualquiera, que se prepare Dámaso porque tiene pinta de que su escayola está apunto de desaparecer y no me refiero a la de la maltrecha pierna, al menos tiene la suerte de que esté Milo, su dulzura le hará menos agrio el enfrentamiento con su realidad…Sabes? a mi también me encantan las piedras 🙂

    Y ese Pau…jejeje…haciendo dudar a Lara!…gran personaje tiene que ser…

    que siga!…quiero saber más 😉
    si, yo tengo que cumplir mi parte, of course…

    trillones de besos niña espiral, loviuuuu

  8. vamos, Milo…-insiste Lara- así que obsidiana nevada…como tu escayola…
    Esta chica es capaz de conseguir que Dámaso se tome en serio cualquiera de sus comentarios…y es sólo una niña!!!

    Y pasa que Lara está nerviosa, toda su desenvoltura, su aplomo, su seguridad para dar a los demás, se quiebra sólo con ver a Pau…alto,ágil, de pelo revuelto y a ratos rubio, a ratos cobrizo, fuerte y duro de luchar contra el viento y las olas…algo rompió a Lara cuando jugando un partido de voleibol él cayó sobre ella y el contacto de su cuerpo contra su piel le erizó hasta el último vello de su cuerpo…y a la noche, el pensamiento de Pau le estallaba por las venas…Pau riendo, Pau navegando, Pau dándole la mano para levantarla del suelo, Pau guiñandole un ojo…Pau con esa alumna rubia esquelética que menea el culo y saca tetas cuando Pau está a su alcance…grrrr!!!! Le tiembla todo, se olvida de todo dato que le pidan, no tiene recuerdos, vive en ese momento y parece tonta, no se acuerda de nada…y no…nonono…no lo va a consentir…

    (mañana madrugo..me voy a la camita…besos enana..todo va bien?)

  9. Dámaso viene de una huida,se está marchando lejos para no sentir tan de cerca..pero le vence permanentemente la idea…y se queda a ratos en blanco pensando en ella…parece que el sentimiento quiere compensar la distancia no dejando que el corazón despegue a otras nubes…así que casi tiene que dar las gracias a Lara y Milo, porque en la alteración que le han producido ha conseguido estar centrado en ellos 20 minutos…porque claro, ha estado escuchando la conversación de Milo y Lara sobre Pau que, curiosamente, es el que iba a ser su profesor de kite surfing, amigo de Dámaso en su gira por Chile…

    Todo se enreda, por mi corazón, por mi vida…no quiero desenredarlo…

    corto y cambio, voy a funcionar por achuchones un tiempo, lo noto….besito niña..

  10. esta historia se desenfoca y pasa a segundo plano, tu, tu vida, yo y mi vida a primer plano… los enredos son vertiginosos, a veces nos hacen disfrutar otras …aprietan hasta ahogar …es difícil desenredarlo sobre todo cuando lo que lo enreda es justo el lazo que más anhelamos…

    te quiero…ahí te mando unos cuantos achuchones fuertes… 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s