bla, bla, bla…

blablabla

Conectados cerebro y corazón,
las palabras enarbolaron una concienzuda y pesada teoría
en la cual, el corazón, tan sólo… la vendería,
eso sí… con esa pasión que hace a los grandes, niños…
y a los niños… amos del mundo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s